::::: ENCUESTA CRUCEROS 2012 :::::

Bienvenidos al blog de cruceros nº1 :: Un blog de cruceristas para cruceristas ::: Expertos en cruceros :::
[ Noticias de cruceros ] [ Reportajes ] [ Experiencias e Historias ] [ Novedades ] [ Fotos de barcos y destinos ] [ y más... ] #experienciacruceros


“The world is a book and those who do not travel read only one page.” – St. Augustine.
"El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página." - St. Agustine

viernes, 11 de julio de 2014

ESTAMBUL: MAGIA TURCA ENTRE DOS CONTINENTES

La entrada en Estambul, aunque no es comparable, nos recordaba a la entrada en Venecia. Dura aproximadamente 1h y tuvimos delfines como gran compañía. Dada la dimensión de la ciudad podemos decir que la hemos conocido un poco... aunque lo necesario y lo más famoso. No hace falta pagar visa diaria (al menos para españoles), solo te registra la policia a la salida la tarjeta de embarque. 




La ciudad se puede visitar entera en metro y cuesta cada token 1,60€/persona que se comprar en máquinas que están de la propia parada. 


Se atraca en Yolcu Salonu Cruise Terminal a unos 20/25 minutos a pie del puente Galata, aunque se puede coger un metro en la parada de Tophane, enfrente de la Mezquita de Nusretiye o de Istambul Modern, y se llega en 5 minutos.  
 

 
Si queremos visitar la Torre de Galata hay que bajarse en la parada de metro de Karaköy y subir unos 200 metros. Tiene una vista espectacular de la bahía.
 



 
Tras pasar el Puente de Galata, al final encontramos el Mercado de las Especias y la Mezquita de Eminonu Yenicami. Merece la pena entrar al mercado y ver cómo tienen ordenada la alimentación y comprar algo típico.  
 



 
Para conocer el resto de la ciudad nosotros optamos por seguir la línea de metro, dado que sigue las zonas turísticas. A la altura de Sirkeci, que es donde está la estación de trenes de Estambul, hay un punto de información turístico (muy poca información) y varias oficinas de cambio por si se quiere comprar o vender liras turcas.

 
En 20mins estábamos ya en el Palacio de Topkapi. Recomendamos verlo el último aunque si se va a primera hora puede ser una buena opción. Esperamos unos 15/20 mins para comprar el ticket. Es un palacio demasiado grande para verlo si se está sólo un día y se puede tardar hasta 3h en conocerlo bien. La alternativa que seleccionamos nosotros fue la de ver simplemente el Palacio y sus jardines, que es la más barata y cuesta 25 liras turcas (10€/persona). En algunas salas hay esperas de  hasta 20 mins, por ejemplo para ver las joyas de los sultanes. 
 














  
De aquí nos marchamos a la Mezquita de Santa Sofia. Impresionante. Para nosotros lo mejor de la ciudad en cuanto a monumentos se refiere. Al igual que otros lugares, cola de 20 mins y la entrada 25 liras por persona. En la espera fuimos a un quiosco de comida a comprarnos la típica rosquilla de pan "Simit". Aunque está un poco descuidada y podrían restaurarla completamente, es impresionante. Tiene una ornamentación y unos mosáicos sensacionales.











La pausa ya era necesaria, así que la mejor forma de recuperar fuerzas era comer. Nos decidimos por el Omar Restaurant en Safetaki Street. Subimos a la terraza superior desde donde teníamos vistas a las dos mezquitas y debajo estaban las Cisternas. Magnífico. Como era de esperar comimos un kebab. 



Con la panza llena, la siguiente parada era la Mezquita Azul. Tienen ciertos horarios para visitarla debido a los rezos. Abre de 8:30-12:15h, 14:00-16:30h y de 17:45-18:30h. Es gratis. Para entrar hace falta hacerlo sin zapatos y las mujeres deben llevar velo. Si no dispone allí en la entrada ponen a disposición. En esa zona de entrada donde confluyen miles de zapatos y pies descalzos... "vaya olor a pies". La mezquita como tal no nos ha llamado tanto la atención. Tiene una gran zona de culto y rezo y no se puede ver más. Una pena. Eso sí, los exteriores con extraordinarios.







Lo más bonito de esa zona es estar en el Parque Sultan Ahmet y ver las dos mezquitas, la fuente, los jardines y las termas convertidas ahora en un bar.





Otro de los puntos de interés son las Cisternas, aunque es más espectacular por lo que suponen que por lo se ve realmente. 




Una de las últimas paradas, obligatorias, fue el Gran Bazar. Hay que tomar la linea 1 de metro y llegar hasta Beyazit. Hay de todo, todo y todo. Es un despliegue de comercios de comida, ropa, joyas, colonias...  Muy bonito. 







Ya a la vuelta paramos en la estación de Eminonu (en el puente de Galata) para tomar un té y comer un donner kebab por 6€, justo detrás de la Mezquita de Yeni, una opción excelente antes de ir al barco, dado que ya llegábamos tarde para la cena. Se puede comer igualmente por la noche en el Puente de Galata donde hay muchísimos puestos y barcos para comer en Galata. Recomendamos los restaurantes antes que los barcos. Y de postre compramos unos Lokum en la tienda delicatessen Koska.





Si queréis cambiar el dinero que os sobra de liras turcas, las oficinas suelen abrir hasta las 20h. Aquí mismo, detrás de la mezquita, hay una. Desde aquí de nuevo en metro marchamos hasta Tophane (dirección Kabatas) pasando por puente Galata. En Tophane está la Mezquita Nusretiye donde se puede cenar en el llamado Istambul Modern. 


En definitiva, una super ciudad donde la gente es muy amable y que merece pasar un tiempo para conocer mejor el día a día. Si se desea visitar en barco el Estrecho del Bósforo, lo mejor es descartar alguna visita, o hacerlo a primera hora de la mañana.
 
 
# experienciacruceros